• La utilidad del Registro Agrario Nacional

    El Registro Agrario Nacional (RAN) se define como una institución al servicio de los campesinos para que ejerzan sus derechos sobre las tierras, así como para atender lo relativo a las figuras asociativas que ellos constituyen para producir, mantener el control de la tenencia de la tierra y su seguridad patrimonial.

    Recientemente, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) hizo pública toda la información del RAN, a través de su nueva plataforma de servicios públicos de información.

    En una conferencia de prensa para presentar dicha plataforma se mencionó que en la actualidad 50.8% del territorio nacional es propiedad social. Lo anterior considerando 29,690 ejidos y 2,392 comunidades. Son 99.8 millones de hectáreas sobre las que tienen derecho más de 5.1 millones de personas y donde se concentra una parte importante de las riquezas naturales del país.

    Ahí se concentran diversos recursos naturales como bosques, biodiversidad y agua, entre otros elementos fundamentales para el desarrollo del país. Más del 70% de bosques y selvas; 60% del agua; 60% de litorales, y parte importante de los alimentos que produce el campo mexicano son de patrimonio ejidal.

    En la plataforma del RAN se permitirá conocer información detallada de los 32 mil núcleos agrarios que hay en México, así como del listado de un padrón de ejidatarios; la evolución de un ejido o comunidad además de los indicadores básicos de la propiedad social y los planos georreferenciados de los núcleos agrarios.

    Esta información está dirigida al público en general, académicos, investigadores, empresarios medios de comunicación y servidores públicos. También quedan inscritos contratos de inversión que se hacen en los ejidos para el usufructo de las parcelas y se especifica lo que quedó convenido, así como los montos.

    No hay que olvidar que la Reforma Agraria mexicana es emblemática por ser la segunda del siglo XX, sólo por detrás de la rusa. Por ello, en los países en los que se han instaurado estos procesos, debe existir una mayor fortaleza institucional que se traduzca en certezas para el futuro de nuestro campo.

    Como miembro de la Comisión de la Reforma Agraria del Senado de la República estaré monitoreando esta nueva plataforma electrónica para que la información sea totalmente transparente y pública.

    La información que ahí se provea sin duda debe coadyuvar en el diseño de políticas públicas, así como en inversiones y el impulso a proyectos que no incidan de manera negativa en los espacios sustentables y en la biodiversidad que se encuentra dentro de estas áreas.

    *Senador por Yucatán. Secretario del Comité del Instituto Belisario Domínguez e integrante de las comisiones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, Juventud y Deporte, de Turismo, así como de Reforma Agraria.

Comments are closed.