• PIDE DANIEL ÁVILA IMPLEMENTAR ACCIONES PARA PREVENIR Y DISMINUIR SUICIDIOS EN YUCATÁN

    El senador Daniel Ávila Ruiz solicitó al gobierno del estado de Yucatán y a la Secretaría de Salud federal la implementación de acciones y programas para disminuir los suicidios en esa entidad federativa, así como llevar a cabo estudios para identificar las causas de suicidio entre niños, adolescentes y jóvenes.

    Mediante un punto de acuerdo presentado ante la Comisión Permanente, el legislador yucateco manifestó que, de acuerdo con datos del Instituto nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), 2016 fue el año en que en Yucatán hubo más suicidios, pues se contabilizaron 220 respecto de los 190 registrados en 2015.

    Estas cifras, agregó, colocan al estado de Yucatán como la entidad en cuarto lugar de incidencia del suicidio a nivel nacional.

    Ávila Ruiz refirió que, de acuerdo con el INEGI, los suicidios en 2011 en Yucatán fueron 186, de los cuales 152 correspondieron a hombres y 34 a mujeres.

    De éstos, 10 fueron cometidos por gente sin instrucción; 80 por niños de nivel primaria; 68 de nivel secundaria; 13 de nivel preparatoria; 11 de nivel profesional y 4 no especificados, agregó.

    Lo anterior, continuó el senador panista, “quiere decir que tan sólo en 2011 se cometieron más suicidios entre niños de primaria y adolescentes de secundaria”.

    Por otra parte, señaló que, de acuerdo con la Unidad de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Yucatán, la depresión es el detonador para que los yucatecos atenten contra su vida, y las causas son los problemas económicos, pleitos de pareja y/o enfermedades terminales y adicciones.

    A su vez, la Asociación Salvemos una Vida Prevención del Suicidio ha dado ha conocer que los principales factores que se identifican como riesgo suicida en niños y adolescentes son convivir con padres con desórdenes emocionales; abusar del alcohol y drogas en la familia, expuso Ávila Ruiz.

    Otros factores, añadió el legislador, son la poca comunicación familiar; escasa atención por parte de padres o maestros; tener padres o maestros autoritarios; estar en un ambiente escolar tenso o agresivo; sufrir abuso verbal, físico o sexual por parte de los maestros; o uso de alcohol, drogas y sufrir depresión.

    Ávila Ruiz afirmó que aunque existen programas en Yucatán para hacer frente al problema del suicidio, éste en lugar de disminuir se ha incrementado, por lo que es necesario implementar acciones y/o programas que sean eficientes en la prevención del suicidio.

    El punto de acuerdo se turnó para su análisis y dictamen.

  • Daniel Ávila solicita recursos para combatir enfermedades de descompresión en buzos y pescadores de Yucatán

    El senador panista Daniel Gabriel Ávila Ruiz propuso que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de Salud y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca destinen los recursos necesarios para la adquisición y operación de cámaras hiperbáricas en los puertos del estado de Yucatán.

    Ello, con el propósito de atender los problemas de descompresión que están padeciendo pescadores y buzos en la entidad, y evitar el incremento de muertes.

    De acuerdo con un punto de acuerdo presentado por el legislador de Acción Nacional, el síndrome de descompresión ―también conocido como “enfermedad de los buzos” o “mal de presión”― es un padecimiento agudo producido por la disminución brusca de la presión atmosférica.

    “Se caracteriza por la formación de burbujas de gas en la sangre y tejidos. Durante cambios severos en la altitud y presión aérea, el nitrógeno y otros gases forman burbujas de aire. Estas burbujas bloquean el flujo de sangre y el síntoma inequívoco es la aparición de un fuerte dolor que afecta a diversas partes del cuerpo; ciertas regiones corporales pueden sufrir parálisis transitoria, sin embargo en otras ocasiones se producen lesiones permanentes e incluso la muerte”, explica la proposición.

    El tratamiento adecuado ―agrega el punto de acuerdo― dependerá de los síntomas que presente el afectado; sin embargo, la utilización de terapia de oxigeno hiperbárico es la respuesta idónea para solucionar este tipo de padecimientos.

    De acuerdo con cifras oficiales del estado de Yucatán, tan sólo en 2012 se reportaron en la entidad 132 casos de accidentes de descompresión, de los cueles 8 personas fallecieron. En 2013 fueron 159 casos, con 7 personas fallecidas. En 2014 se generó el número más alto de accidentes por descompresión: 177 personas afectadas, de las cuales 11 perdieron la vida.

    En 2015 se registraron cuando menos 40 accidentes por ese padecimiento, de los cuales 5 personas fallecieron. En 2016 se reportaron los mismos casos y 3 muertes registradas.

    Para el senador, estas cifras obligan a que el gobierno federal, a través de la SHCP, la SSa y la Conapesca, realice un esfuerzo conjunto para la adquisición e instalación de cámaras hiperbáricas en los puertos de Yucatán que permitan atender oportuna y adecuadamente este problema que afecta a buzos y pescadores en la entidad.