• Eliminación del Fuero

    En el último periodo de sesiones de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión se discutieron temas de relevancia para nuestro país, entre los que se encuentran la reforma constitucional a los artículos 17, 61, 74, 108, 110 y 111, 112 y 114, los cuales reglamentan lo que se conoce como “fuero constitucional”.

     Esta figura jurídica, aún vigente, consiste en una prerrogativa para algunos funcionarios como: el Presidente de la República, legisladores del Congreso de la Unión, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los secretarios de Estado, el Fiscal General de la República, entre otros; lo que significa que no pueden ser detenidos, salvo se siga un procedimiento ante la Cámara de Diputados que se denomina “juicio político” que tendrá como resolución una declaratoria de procedencia.

    El origen del fuero constitucional fue para mantener el equilibrio de poderes y evitar la persecución judicial por la simple expresión de las ideas, pero ello fue conveniente en tiempos del México revolucionario. Sin embargo, con el transcurso del tiempo la aplicación y uso del fuero ha ido cambiando hasta considerarse como un privilegio o como inmunidad a los servidores públicos.

    Las discusiones que se realizaron en la Cámara de Diputados se centraron en la necesidad de reconocer la igualdad y eliminar privilegios no solo entre los servidores públicos sino también entre los ciudadanos; además de la necesidad de escuchar las expresiones de la sociedad civil sobre el mal uso de la figura del fuero en casos de corrupción. Su posible eliminación podría servir para fortalecer el incipiente Sistema Nacional Anticorrupción.

    La iniciativa fue aprobada por la Cámara de Diputados el 19 de abril de este año, con una votación que integró a los legisladores de distintos partidos políticos y fue enviada para su revisión y análisis a la Cámara de Senadores.

    La importancia de la iniciativa que elimina el fuero radica no solo en realizar un cambio constitucional, sino en confirmar un movimiento reformador que ha permeado en los estados de Campeche, Ciudad de México, Coahuila, Baja California, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, San Luis Potosí, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo y Yucatán.

    Por todo lo anterior, es importante garantizar que el análisis que realice la Cámara de Senadores, en un próximo periodo extraordinario, sea escuchando todos las propuestas y estudios para que la reforma constitucional constituya un avance que garantice la igualdad de todos los ciudadanos, sean servidores públicos o no.

    Se requiere tener un mejor marco jurídico, sobre todo para aquellos casos en que los servidores públicos incurran en alguna conducta ilícita puedan ser juzgados por los tribunales y así se deje de utilizar el fuero como un medio de protección para evitar ser sancionado y combatir la corrupción que tanto ha dañado el ejercicio de la función pública.

    *Nota publicada en El Sol de México (16 de Mayo de 2018)

  • México y el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico

    El pasado 24 de abril, el Pleno del Senado de la República ratificó el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP). Gracias a dicho tratado se abren nuevas oportunidades de comercio con Australia, Brunéi Darussalam, Canadá, Chile, Japón, Malasia, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam. Con una votación de 73 votos a favor, 24 en contra y cuatro abstenciones, el Senado dio un paso adelante para situar a México a la vanguardia comercial.

    Este trabajo se desarrolló durante los últimos cinco años, lo que implicó una revisión minuciosa del contenido del tratado por parte de los legisladores de la LXII y LXIII Legislatura. Se reservaron temas importantes, como los relacionados con la industria textil y calzado, con lo cual, el gobierno de México tomará medidas especiales para proteger a sus trabajadores en caso de una competencia desleal por parte de los países integrantes del CPTPP.

    Un primer logro para todos los mexicanos es reconocer que nuestra nación fue la primera de las once participantes en ratificar el CPTPP. Se requiere que otros cinco congresos de los restantes diez países hagan lo propio a fin de que entre en vigor el tratado. La suma de esfuerzos de legisladores de diferentes partidos hizo posible la aprobación de un instrumento que mostrará la fuerza competitiva de los mexicanos en nuevos y distantes mercados.

    Hoy México decide ir adelante en busca de nuevas oportunidades más allá de las decisiones de nuestro primer socio comercial. Queremos que el trabajo de los mexicanos llegue más lejos. Hemos demostrado con estos hechos que no existe un muro que nos limite y que podemos llegar muy lejos, tanto como el empeño y la dedicación que ponemos en nuestras labores diarias.

    Los logros para nuestro país serán tangibles, por ejemplo, se generarán nuevos empleos debido a una mayor demanda de artículos que ya producimos: carne de res y cerdo, cítricos y sus derivados, tomate, aguacate, cerveza y tequila. Pero también permitirá potencializar nuestra industria con la venta directa de vehículos y autopartes, perfumes y cosméticos, equipos aeroespaciales, aparatos eléctricos, dispositivos médicos, entre otros productos.

    Si bien las experiencias de nuestro país en los tratados de libre comercio se habían enfocado a regiones de Norteamérica, Europa y países latinoamericanos; esta oportunidad de integrarnos a países de Asia y Oceanía, líderes en calidad de vida y crecimiento económico, nos harán mucho más competitivos.

    El CPTPP ofrece otras ventajas que, si bien no son visibles en este momento, a mediano plazo se generarán mejoras para la población mexicana, sobre todo en ramas como el turismo, la gastronomía y la transportación aérea. La presencia mexicana también dará frutos en los países que geográficamente están más alejados del territorio nacional, por lo que el tratado influirá en otros sectores como educación, turismo o alimentación.

    El CPTPP debe ser para México y sus socios un pacto ganar-ganar. Debido a las transformaciones mundiales no podemos quedarnos asilados de la dinámica comercial internacional. Gracias a este tratado con países que han logrado consolidar sus economías, México será más respetado a escala mundial y seguirá creciendo en el ámbito comercial.  

    *SECRETARIO DE LA COMISIÓN DE RELACIONES EXTERIORES ASIA-PACÍFICO

    *Nota publicada en la revista SIEMPRE! (12 de Mayo de 2018)