• Daniel Ávila Ruiz, logra Reforma al artículo 161 de la Ley Agraria que beneficia a miles de personas rurales en México.

    El pasado 25 de abril del año en curso el Senador Daniel Ávila Ruiz, como Presidente de la Comisión de Reforma Agraria, presentó un dictamen con Proyecto de Decreto que reforma el artículo 161 de la Ley Agraria y que fue aprobado por el Pleno de la Cámara de Senadores.

     Explicó el legislador que por falta de una regulación legal clara, se han originado problemas comunes entre los ciudadanos que han solicitado la enajenación de tierras de la nación, además del estancamiento procedimental y violación constitucional al derecho de la propiedad privada. Hoy en día, existe un enorme rezago de años en la substanciación de los procedimientos de enajenación, toda vez que la ley no preve un plazo específico, lo que ocasiona que varios asuntos lleven más de una década sin resolverse.

     Para corregir este situación crítica “… estamos modificando la Ley Agraria, para que en un año, como tiempo máximo, la autoridad resuelva el procedimiento por el cual los ciudadanos solicitan la enajenación a su favor del terreno que poseen y han trabajado por años, especificamente en el sector ganadero, agrícola o forestal.”

     Esta reforma tiene por objetivo enfrentar este rezago y obligar a la autoridad competente a resolver el procedimiento de enajenación, dentro de un periodo más breve. “Con esta modificación obligaremos a la autoridad a resolver el procedimiento de enajenación previsto a nivel reglamentario, dentro de un periodo de tiempo cierto y mucho más breve”, afirmó el Senador.

     Asimismo, comentó que esta reforma es “una herramienta necesaria para enfrentar la parálisis institucional que prevalece en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), y que afecta a miles de campesinos que desde hace años solicitaron a su favor la enajenación de sus tierras para seguirlas trabajando, ya que no tienen la certeza de la seguridad de su posesión, y por otra parte, no existía una fecha limite para resolver su trámite.”

     “Esta reforma a la Ley Agraria fortalece y promueve los derechos de los sujetos agrarios en nuestro país, por lo tanto, lo que resta de esta Legislatura, pensando en el periodo de la Comisión Permanente, seguiré promoviendo desde el Senado de República, legislación favorable a las personas rurales”, concluyó el legislador

    *Nota publicada por Sureste Informa (3 de mayo de 2018)

  • Ávila Ruiz impulsa y logra la designación de 7 ciudadanos como Magistrados del Tribunal Unitario Agrario.

    El jueves 26 de abril del año en curso, el Senador Daniel Ávila Ruiz, como Presidente de la Comisión de Reforma Agraria, expuso en la máxima tribuna del Senado de la República, el Dictamen de las Comisiones Unidas de Justicia y de Reforma Agraria, con el objeto de designar a los ciudadanos Rodrigo Borbón Contreras, Fabiola Hernández Ortiz, Raúl García Moreno Elizondo, Ana Lili Olvera Pérez, Eduardo Said Castaños Toledo y Elías Vera Zúñiga, para ocupar el puesto de Magistrados Numerarios del Tribunal Unitario Agrario, y a la ciudadana Juana Rebeca Cortés Muñoz en el cargo de Magistrada Supernumeraria del Tribunal Unitario Agrario.

    Daniel Ávila señaló que para dicha designación, se entrevistó a cada uno de los candidatos, se analizó su currículum y su trayectoria. Además, mencionó que el resultado de dicho análisis, fue positivo, por lo que los integrantes que conforman las Comisiones Unidas de Justicia y de Reforma Agraria, quedaron convencidos del perfil y la experienciade los candidatos como  Magistrados Numerarios y, en el otro caso, el de una ciudadana como Magistrado Supernumerario del Tribunal Unitario Agrario.

    A su vez, dijo “…Es importante mencionar que para decidir la designación de los ciudadanos para los cargos en comento, se analizó el desempeño en las labores profesionales de cada uno, así como su perfil y preparación, además de su respeto a los principios que rigen la carrera judicial”.

    Asimismo, se buscaron elementos que permitieran llevar a cabo una evaluación objetiva y un exhaustivo análisis de cada uno de los candidatos propuestos, se solicitó a la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal hiciera llegar los planes de trabajo y/o acciones que los aspirantes pretendían llevar a cabo como Magistrados, en caso de ser designados, mismos que fueron debidamente entregados a los Senadores de ambas comisiones para su estudio.

    Agregó que la Cámara de Senadores se encuentra facultada para elegir y resolver, según su arbitrio y en ejercicio de sus atribuciones constitucionales, la pertinencia o no de la designación, según sea el caso, de los ciudadanos en comento, sin embargo, mostraron una profunda vocación y eficiencia en su vida profesional, lo que les ha permitido tener un amplio conocimiento en materia de justicia agraria.